Tecnología: ¿alimento de la curiosidad inmediata o del aprendizaje a largo plazo?

“Por diversas razones, y en muchas ocasiones en los últimos decenios, la tecnología ha cargado con la responsabilidad de transformar la educación. Responsabilidad claramente excesiva y, como el tiempo y las experiencias nos han demostrado, altamente sobredimensionada. Para muchos, la tecnología se ha comportado como una solución en busca de un problema. Hemos achacado su fracaso a barreras relacionadas con el profesorado, con la escuela y con el sistema en su conjunto. Entre estasbarreras podemos destacar: Falta de visión y estrategia; ausencia de liderazgo; barreras económicas; falta de materiales adaptados; miedo al cambio por parte de los profesores, resistencia al cambio por parte de los alumnos; cuestionamiento del cambio por parte de las familias; carencia de las infraestructuras necesarias; escasez de tiempo para implementarlas o para formarse e inadecuados sistemas de evaluación.” Carlos Magro. La escuela que queremos: imaginar el futuro, hacer el presente.

Todos los días aparecen nuevas herramientas tecnológicas que van a revolucionar la forma en que se aprende en las escuelas. Muchas de ellas entran en las aulas durante un tiempo, tienen un alto impacto, hacen que los docentes que las implementamos hagamos un esfuerzo grande por sacarle el máximo partido pedagógico y después cambiamos a otra que nos salvará de las dificultades de aprendizaje que supone trabajar con aulas masificadas y con mínimos recursos. Y el ciclo vuelve a empezar.

Pero, ¿dónde han quedado todos esos artilugios que venían a salvar la educación? ¿Dónde están los códigos QR? ¿Dónde están las pizarras digitales interactivas? ¿Dónde ha quedado JClic? ¿Dónde han quedado tantos otros recursos que lejos de salvarnos han quedado abandonados por el camino?

Una de las razones por las que la tecnología educativa tiene un alto impacto en su implementación es por lo que los expertos en neurociencia denominan “curiosidad perceptiva diversificada“. Se trata de aquella curiosidad que nos hace aumentar la atención hacia la novedad y que nos atrae hacia todo aquello que sobresale en el entorno. Las empresas tecnológicas saben bien cómo conseguir que los niños se sientan atraídos por determinados estímulos que no encuentran en otros entornos de aprendizaje. Cuando las actualizaciones de una aplicación educativa no aportan novedades suficientes como para mantener viva esa curiosidad perceptiva diversificada, mueren y dan lugar a otras nuevas aplicaciones que vuelvan a despertar ese deseo por la sorpresa y por salir del aburrimiento.

Pero si bien esa curiosidad es inherente al ser humano y da lugar a comportamientos espontáneos que pueden aumentar la atención en el inicio de un proceso de aprendizaje, no supone un estímulo que fomente el aprendizaje a largo plazo. Y este sí es el verdadero fin de la educación. En este sentido los expertos proponen el fomento de una curiosidad que vaya encaminada hacia la búsqueda de información como solución a un conflicto racional o conceptual. Esa curiosidad que nos hace conocer las respuestas a las grandes preguntas y que nos impulsa a investigar hasta encontrar la “verdad”.

Natural Curiosity: Building Children’s Understanding of the World through Environmental Inquiry
Natural Curiosity: Building Children’s Understanding of the World through Environmental Inquiry

Para fomentar el aprendizaje a largo plazo, el uso que los docentes hacemos de la tecnología en educación debe ir encaminada a:

  • Desarrollar procesos de investigación guiados a partir de preguntas. Las preguntas pueden venir por parte del docente o por parte del alumnado. Cuando las preguntas vienen por parte de alumnado, éste adquiere un mayor compromiso. Ejemplo: escribe una wiki cuyo título de cada página sean preguntas propuestas por ti o por los alumnos y deja que la respuesta a las preguntas sean completadas entre todos.
  • Utilizar la tecnología como red en la que otros puedan proponerme nuevos retos o ayudarme a solucionar los que ya tengo. 
  • Hacer que las tareas en las que se usa la tecnología saque a los alumnos del aulaEjemplo: pide a tus alumnos que georreferencien los lugares de ocio infantil o juvenil de la localidad donde está situado el colegio.
  • Promover que el alumno establezca compromisos con sus tareas, definiendo plazos y objetivos intermedios. Ejemplo: propón a tus alumnos que elaboren un Kanban Board en el que se hagan visibles todas las tareas pendientes, las tareas en proceso, las tareas realizadas y las tareas evaluadas.

¿Tienes otras ideas para utilizar la tecnología de forma que fomente el aprendizaje a largo plazo? Comenta esta entrada y compártela para que otros compañeros opinen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

One comment

  1. Leonel

    Cuando no se usa adecuadamente la tecnología por ejemplo en las clases provoca una disrupción en los procesos de aprendizaje, impidiendo que el estudiante realmente aprenda, es decir la tecnología va mas rápida que los procesos de asimilación y comprensión del muchacho,veamos un ejemplo un ejercicio matemático da la solución en cuestión de segundos,pero el grave problema es que el estudiante no sabe como es el procedimiento para solucionar el problema matemático, por lo tanto se debe enseñar como realizar un proceso , conociendo las formulas primero , luego el uso de la calculadora hasta llegar al fin esperado.
    Muchos docentes les dicen a sus estudiantes que busquen informaciones ,éstos simplemente buscan y como dicen por acá solo hacen el copy y page, sin pasar por elementos de comprensión, análisis ni de argumentación , en este caso el maestro promueve la tecnología pero la comprensión ni el conocimiento.

Escribe un comentario

Puede usar HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>