Categoría : Sin categoría

7 elementos del sistema finlandés que podemos utilizar en nuestro día a día

  • “Ya, pero es que la sociedad es tan diferente”
  • “Su éxito es porque tienen otra cultura, en España no funcionaría”
  • “Es que tienen mucho más dinero”
  • “Para ellos es muy fácil, porque todos los partidos del gobierno están de acuerdo en educación”
  • “Sí, está bien lo que propones, pero es que allí el nivel cultural de las familias es muy alto”
  •  “Me gusta lo que dices, pero sin el apoyo de la dirección del centro, no puedo hacerlo”
  • “Es que en Finlandia la clave del cambio es la selección del profesorado, aquí a ver cómo convences a los compañeros acomodados”

Cuántas veces he escuchado estas frases. Siempre son las mismas. Están automatizadas. Si fuera Albert Ellis, las llamaría las “11 creencias irracionales que no me dejan transformar mi praxis docente”. Las puedo llamar creencias irracionales después de haber visto las escuelas finlandesas en persona. Después de estar allí he confirmado que no son ni los medios materiales, ni el nivel cultural, ni sus leyes. Está claro, todo ayuda. Pero la esencia del éxito se traduce en 7 elementos que son casi invisibles, pero son clave. Están al alcance de cada docente y eso nos da esperanzas para saber que el cambio está en nuestra mano. Contunuar leyendo

VÍDEO: 3 Alternativas a la lección magistral

En busca de responder a las demandas educativas actuales, tenemos la responsabilidad como profesores de encontrar alternativas a la lección magistral. Tenemos la obligación de buscar estrategias que favorezcan las relaciones entre los iguales, que generen un modelo de relación profesor-alumno más humano y que busquen la participación activa y el razonamiento crítico de los estudiantes. Contunuar leyendo

Captura de pantalla 2017-11-01 a las 22.00.33

VÍDEO: Principios para la evaluación formativa

La evaluación es un proceso clave en el aprendizaje y al mismo tiempo es uno de los elementos más complejos y conflictivos en cualquier contexto de educación formal.

En el vídeo al que puedes acceder haciendo click en la siguiente imagen, se hace un breve repaso sobre algunas de las características básicas que debe tener la evaluación para ser una evaluación formativa.

Captura de pantalla 2017-11-01 a las 21.56.27

Los principios en los que se debe sostener una evaluación formativa serían los siguientes:

  1. Para que la evaluación sea formativa debe ser multidireccional. Esto implica no solo que sean evaluados todos los elementos que participan en el proceso de aprendizaje, si no que todas las personas involucradas en el proceso deben estar en una u otra medida implicadas en la evaluación.
  2. Por otro lado, la evaluación debe ser un proceso que debe cumplir con la norma RR (=Riguroso y Relevante). Una evaluación formativa debe ser un proceso de recogida y análisis de datos que roza el método científico, porque es sistemático y hace un gran esfuerzo porque el diseño de los instrumentos de evaluación los haga fiables (es decir, que si los utilizamos en dos días diferenes, con dos grupos diferentes, o dos personas diferentes, recogen la misma informacióny válidos) y válidos (lo que significa que recogen la información que pretende recoger). Al mismo tiempo se debe evaluar lo importante, lo relevante, tanto para el alumno como para el profesor.
  3. La evaluación formativa tiene que ser ética. Tenemos que romper de una vez con todas con el uso de la evaluación como medio para establecer el control del grupo. Es difícil, lo sé. Tenemos muy interiorizados determinados usos tóxicos de la evaluación y no vamos a conseguir quitárnoslos de encima en dos días, pero hay que tener clara la meta: LA EVALUACIÓN ESTÁ PARA OFRECER OPORTUNIDADES DE MEJORA, NO PARA AMENAZAR.
  4. La evaluación no sería realmente formativa si no fuera continua y estuviera integrada en el quehacer diario. Son las actividades de clase, las que nos indican si se están alcanzando o no los resultados de aprendizaje (estándares) esperados. Cuando hacemos una prueba puntual (como un examen), lo que estamos haciendo es medir si el alumno responde adecuadamente o no las preguntas que en ese momento le planteamos, pero esa prueba no nos garantiza si el aprendizaje es constante y consistente.
  5. Por último, debemos evitar que la evaluación nos desborde. Solo una evaluación viable, que recoge suficientes datos como para tener evidencias del aprendizaje, pero no demasiados como para que no nos dé tiempo a analizarlos, puede convertir nuestra evaluación en una evaluación formativa orientada a la mejora de los procesos.

¿Cuáles son para ti las características de una verdadera evaluación formativa?

 

10 razones por las que racionalizar los deberes basadas en evidencias científicas

Hace unos días, Eva Bailén, autora del blog todoeldiaconectados, se convertía en protagonista de un artículo de El País sobre si los deberes son o no una rutina necesaria o una condena para los niños y niñas en edad escolar. Eva ya ha conseguido más de 110.000 firmas en change.org en apoyo a la racionalización de los deberes. Puesto que esta noticia, vuelve a avivar el debate, publico de nuevo el artículo con el que comencé este blog acerca de las razones por las que la cultura de los deberes debe ser mirada con una perspectiva crítica.

Contunuar leyendo